Cómo evitar que se empañen los cristales del coche - Imágen de Youtube de davehax.com

Las bolsas de gel de sílice ayudan a evitar que se empañen los cristales del coche.

En estas épocas de frío es muy común que los cristales tiendan a empañarse. El motivo principal que causa este hecho es el cambio brusco de temperatura que se produce al pasar de un entorno frío a otro más cálido. Normalmente el interior del coche estará más caliente que el exterior. De entre todos los métodos existentes para evitar que se empañen los cristales del coche, proponemos el gel de sílice por su eficacia.

Las bolsas de gel de sílice son un excelente producto con grandes propiedades deshumidificantes. Estas bolsas se suelen encontrar en el packaging de otros productos o en droguerías. El procedimiento para evitar que los cristales del coche sufran la condensación sería colocar el gel de sílice en el coche, por ejemplo en el interior de unos calcetines. De esta forma la propiedad absorbente del gel conseguiría absorber la humedad que se produce en el interior del vehículo.

Y si no consigues evitar que se empañen los cristales del coche, te recordamos los métodos tradicionales para elimina la condensación:

Utilizar la calefacción: el inconveniente de esta técnica es que no consigue minimizar el problema de forma inmediata, sino que en muchos casos pasa un buen rato hasta que hace efecto.

Mantener una temperatura interior del vehículo similar a la del exterior: resulta básico no calentar el interior del coche en exceso para así evitar la condensación en el mismo. Simplemente abrigándonos bien a la hora de conducir conseguiremos mantener una temperatura fresca en el vehículo y de esa manera evitar que los cristales del coche se empañen.

Hacer que corra el aire: esto lo podremos conseguir o bien abriendo el paso del aire exterior con el mando de los ventiladores que suelen estar junto a los controles de calefacción, o bien abriendo las ventanillas y techos solares del vehículo.

Calentar el habitáculo a la vez que se enciende el aire acondicionado: en la mayoría de los vehículos, sobre todo en los más nuevos, esta función ya se puede ejecutar simplemente apretando un botón. Gracias al sistema de climatización del coche, éste consigue eliminar la condensación de los cristales de manera muy eficaz.


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en