Cómo saber si el kilometraje de tu vehículo ha sido manipulado

La manipulación del kilometraje en los vehículos de segunda mano, es una práctica que antes requería mucho esfuerzo y, sin embargo, en la actualidad, los avances tecnológicos han facilitado que este fraude sea efectuado con más frecuencia y de forma mucho más simple ¿El objetivo de la estafa? Obtener más dinero por la venta de uno de sus modelos. Detectarlo a simple vista es una tarea complicada y, por este motivo, Ralarsa te facilita unas directrices o consejos, elaborados por RACC, para identificar una manipulación en el cuentakilómetros del coche que tienes previsto comprar.

Cómo conocer el kilometraje real

Para conocer cuál debería ser el kilometraje real del automóvil existen varias posibilidades que debería tener en cuenta todo comprador precavido. En primer lugar, en toda España se ha implementado que las estaciones ITV comuniquen a la DGT los datos de las inspecciones periódicas de los vehículos, en el que se incluyen los cambios y desfases en los kilómetros recorridos. Además, la mayoría de los modelos han incorporado, desde hace un tiempo, un libro de mantenimiento electrónico, con la información del kilometraje en cada revisión. Por último, puedes averiguar el historial del vehículo en la página web de la empresa Carfax, introduciendo la matrícula o el número de bastidor dispondrás de un forme completo del mismo abonando 9,99€.

Consejos para identificar una posible estafa

1. Información

Lo más importante antes de adquirir un vehículo, es informarse acerca de todas sus características para que no puedan engañarnos. Recopilar todos los documentos y las características del coche, comprobar cuál es el kilometraje del modelo y exigir al vendedor el historial de mantenimiento y reparaciones.

2. Desconfía de las “gangas

Lo mejor es que hagas caso de tu sentido común y que, como en cualquier producto, no te fíes de modelos a muy bajo precio. Como se suele decir nadie da duros a pesetas, así que desconfía siempre de las “gangas” e infórmate bien.

3. Fíjate en los detalles

Los detalles en un coche son muy importantes, debes prestar atención al desgaste del volante, los pedales, los botones y los tiradores, estos pueden darte una orientación de la antigüedad del vehículo, otro aspecto importante a revisar son los neumáticos, con menos de 50.000 km. deberían ser los originales, y por supuesto el kilometraje, estos deben ser acordes con el año de matriculación, ten en cuenta que la media es de unos 12.000 km. al año aproximadamente.

4. Revisa el vehículo con un mecánico de confianza

Si una vez comprobado los detalles anteriores, te da buena espina y quieres adquirir el vehículo, no lo hagas sin antes hacerlo revisar por un mecánico de confianza que te garantice el buen estado de motor.

Por último, exige al vendedor que haga constar en el recibo de compra el kilometraje, ya que nadie es infalible y puedes encontrarte con una amarga sorpresa. Y si quieres ahorrarte los gastos de gestoría para la transferencia del vehículo a tu nombre, puede que te interese leer este artículo de cómo realizar el cambio de titularidad.


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en