Cómo se fabrican las lunas de automóviles

La lunas cumplen unas funciones muy importantes en los vehículos, siendo los elementos que se encargan de protegernos de los agentes externos, evitar el aplastamiento del habitáculo en caso de vuelco, mantener una temperatura confortable en el interior del habitáculo y ocasionar los menores daños posibles al romperse, tal como se recoge en el Reglamento nº 43 y directiva 92/22/CEE.

La fabricación de estos cristales requiere de varios procesos de producción para conseguir las propiedades antes mencionadas. Y desde Ralarsa, como empresa dedicada a la cristalería de automóvil desde hace más de 35 años, te informamos acerca de cómo se fabrican las lunas de automóviles

El proceso de producción

El origen de los materiales que conforman el cristal de los vehículos, proviene de una combinación entre arena silícea y óxidos metálicos , que se calientan hasta el punto de fusión. Como resultado, se obtiene un líquido que se solidificará en láminas y se clasificará teniendo en cuenta el tipo de cristal: templado o laminado.

Según la normativa vigente, el vidrio laminado debe usarse en la fabricación de parabrisas, mientras que el vidrio templado se utiliza para el resto de cristales como son las ventanas de las puertas, las custodias, los techo y las lunetas traseras.

Vidrio templado

Esta tipología se caracteriza por un proceso de producción en el que se calienta el cristal, hasta alcanzar los 600ºC, para ser enfriado con aire rápidamente y en cuestión de segundos. Este proceso facilita la solidificación del producto dotándolo de una mayor resistencia mecánica que un vidrio normal.

Sin embargo, su característica más significativa, tiene que ver con nuestra seguridad en caso de accidente o impacto. Si se rompe, los fragmentos resultantes del vidrio templado son múltiples, pequeños y redondos, de manera que no causan heridas graves a los ocupantes del vehículo.

Vidrio laminado

Este tipo de cristal se forma mediante dos láminas de vidrio y entre ellas una lámina transparente denominada PVB (butiral de polivinilo). Se trata de un polímero de gran adherencia y durabilidad que se encarga de mantener los fragmentos del vidrio en el interior del parabrisas, ofreciendo una mayor resistencia a la entrada de elementos externos y evitando lesiones causadas por una posible rotura ante un accidente o colisión. El proceso de fabricación de este tipo de vidrio, consta de tres fases:

  • Corte y serigrafía: se recorta el vidrio, según el modelo y las dimensiones deseadas. Tras el corte, se fresan los bordes, se lava cada pieza y se seca para proceder al siguiente paso.
  • Moldeo: ambas láminas de cristal se introducen en un horno, donde, tras el calentamiento, el material se vuelve más flexible y moldeable. En ese momento, se comienza a darle la curvatura correspondiente para cada modelo de vehículo.
  • Ensamblaje: en el momento en que el cristal se ha enfriado, se introduce la lámina intercalaria PVB y tras este paso, se vuelve a calentar otra vez, con el objetivo de que las tres láminas formen una sola.
Otras características

Gracias a los avances tecnológicos, los cristales de los vehículos han evolucionado notablemente en los últimos años, siendo más livianos e incorporando sistemas  que ofrecen  mayor  confort y seguridad, reduciendo el consumo de carburante y contaminación, tales como: atérmicos (reduciendo la creación de calor), antireflejos (reduciendo la reflexión de la luz), acústicos (mermando la penetración del ruido exterior en el interior), hidrófobos (evacuando mejor el agua), tintado (absorbiendo parte de la energía solar), con control solar (permitiendo oscurecer o iluminar el matiz del vidrio), térmico (calefactables) y con sistema HUD (pantalla virtual de información en el parabrisas).

Como hemos visto, las lunas de los coches cumplen una función muy importante en nuestra seguridad y confort, y por tanto, ante cualquier problema es conveniente siempre acudir a un experto en la materia. Confía en nosotros para la reparación y sustitución de lunas y disfruta de las ventajas de viajar tranquilo a cualquier parte.

 

 


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en