Consejos para diabeticos.jpg

Entre las enfermedades más comunes que acompañan a muchos conductores se encuentra la diabetes, una patología que lamentablemente va en aumento según los datos presentados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Siendo conscientes de esta realidad que afecta a muchos conductores en nuestro país, desde Auto Cristal Ralarsa queremos dejaros algunos consejos para ayudaros con la relación entre la diabetes y la conducción.

Consejos para conductores con diabetes

Si bien se puede llevar una vida normal aunque se padezca diabetes, en algunos casos esta condición puede afectar los reflejos, visión y capacidad motora de los conductores. Podéis tomar en cuenta los siguientes consejos para aumentar vuestra seguridad en la vía:

  • Mide tus niveles de azúcar antes de conducir. Como medida de precaución ante posibles estados de hipoglucemia o hiperglucemia es necesario medir los niveles de azúcar en la sangre antes de coger el coche. En el caso de la hipoglucemia, esta puede provocar temblores, ralentizar los reflejos del conductor, mareos y sensación de debilidad. La hiperglucemia por otro lado también produce efectos que pueden alterar a la conducción, como por ejemplo: visión borrosa, sensación de cansancio y debilidad, sentir muchas ganas de orinar pero al mismo tiempo una sed incontrolable. En cualquiera de estos dos casos no se debe conducir y se recomienda esperar volver a unos niveles normales de azúcar en el cuerpo.
  • Es importante consultar al médico de cabecera cuál es el nivel de azúcar recomendable para conducir.
  • Lleva contigo alimentos ricos en hidratos de carbono (galletas, caramelos, zumo de frutas) que te ayuden a regular los niveles de azúcar o a prevenir que estos se alteren.
  • Evita los viajes largos, y en el caso de hacerlos haz paradas cada dos horas para descansar, medir nuevamente los niveles de azúcar y comprobar que son normales.
  • Siempre avisa a tu copiloto que sufres de diabetes. Es importante que la persona que te acompañe sepa esta información para que esté alerta a cualquier cambio importante.
  • Intenta conducir de forma relajada, sin alteraciones ni apuros. Se ha comprobado que el estrés eleva los niveles de azúcar en la sangre provocando hiperglucemia.
  • Tu medicación debe ir contigo siempre, protegida de golpes y de cambios bruscos de temperatura.

Es importante conocer la enfermedad

Nadie conoce tu cuerpo mejor que tú, por ello es importante que aprendas a distinguir los síntomas de la hiperglucemia y la hipoglucemia, así podrás tener un mayor control sobre la diabetes y la forma en que esta afecta tus habilidades para conducir. Recuerda que también es muy importante tomar precauciones con la ingesta de medicamentos antes de disponerte a conducir; puedes encontrar más información acerca de este tema de la medicación y la conducción en nuestro artículo “Medicina y conducción


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en