Cuándo pueden retener mi vehículo.jpg

Todas las infracciones e imprudencias al volante tienen sus consecuencias, esto es algo que los conductores saben de sobra, pero como no todas las infracciones son iguales, ni tienen el mismo nivel de gravedad o riesgo, es de esperar que el grado de amonestación también varíe.

Hoy en el blog de Auto Cristal Ralarsa te contamos cuáles son las infracciones de riesgo que pueden tener como consecuencia la inmovilización del vehículo.

 

Retener el vehículo, una medida cautelar

Debemos comprender que la inmovilización del vehículo nunca será un simple capricho de las autoridades, es un procedimiento que sirve como medida cautelar para los casos que se considera suponen un riesgo para la circulación de todos.

En estos casos, la multa viene siendo una consecuencia secundaria, ya que si no se logra corregir al momento la infracción el vehículo no podrá seguir circulando. Así pues, el propietario deberá rectificar o justificar en el acto el motivo de la infracción cometida.

 

Infracciones por las cuales se puede retener un vehículo

Falta de documentación acreditativa:

No tener la documentación necesaria es motivo de infracción si el vehículo no dispone de autorización administrativa vigente para circular (permiso de circulación), bien sea por motivos de extravío, anulación o caducidad; este es un documento de carácter obligatorio para poder acreditar la titularidad del mismo.

Lo mismo sucede con el justificante del seguro en vigor. Se considera una infracción administrativa grave ya que el hecho de no contar con un seguro en vigor es un peligro para la seguridad del propietario del vehículo, los pasajeros y terceras personas en la vía pública.

 

No hacer uso de ciertos elementos de seguridad obligatorios:

Una infracción considerada muy grave es llevar un niño sin silla. Todos los niños de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán utilizar siempre un sistema de retención infantil y ocupar los asientos traseros, de no ser así supone una infracción grave, ya que pone en riesgo la seguridad de un menor de edad.

Para los adultos que viajen en ciclomotor o motocicleta pasa lo mismo cuando no hacen uso del casco. Ésta es una medida obligatoria para circular tanto por vías urbanas como interurbanas.

 

Manipular los instrumentos de control o incluir sistemas de aviso de radar:

Ningún vehículo puede mostrar indicios de tener manipulados sus sistemas de control para desvirtuar datos de tiempos de conducción, descanso, velocidad y espacio recorrido. Igual que tampoco se debe hacer uso de sistemas que sirvan para interferir en las señales de control de los radares de velocidad o las cámaras de seguridad que sirven para captar imágenes en la vía.

 

Deficiencias de riesgo en el vehículo:

Si el vehículo presenta deficiencias o fallos en su carrocería y sistemas que supongan un alto riesgo mientras circula. Por ejemplo: golpes muy graves, abolladuras, fallos en el sistema de frenado, ventanillas rotas, luces fundidas o bien circular con ITV negativa.

También se considera una anomalía en el vehículo si este supera los niveles permitidos de emisión de gases, humos y ruido.

Superar el número de pasajeros permitido en el coche, dar positivo en los controles de drogas y alcohol o incumplir los tiempos de conducción y descanso, también pueden tener como consecuencia la inmovilización del vehículo.

 

Desde Auto Cristal Ralarsa, esperamos que este artículo os sirva para ser más conscientes de la gravedad de algunas infracciones y las molestas consecuencias que pueden acarrear, aunque ninguna consecuencia será peor que poner en riesgo la seguridad vial.


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en