El coche anticrisis

Las crisis de las economías occidentales llegó al mundo del motor apareciendo una nueva figura: El coche anticrisis. Desde Ralarsa, expertos en automoción y reparación de lunas de automóvil, queremos dedicar este post a hablarte de ese nuevo fenómeno acontecido a partir de la crisis automovilística. Un producto que ha despegado como una auténtica revolución anticrisis.

¿Por qué se concibe el coche anticrisis?

En principio este coche low cost apareció con un objetivo claro. Debido a su bajo coste fue producido para cubrir las necesidades mínimas de los países en vías de desarrollo. Con la crisis, se ha convertido en una posibilidad real también en economías como la europea. Sin embargo, no podemos comparar las necesidades de los países de una parte del mundo con los países, como España, con una economía técnicamente próspera.

“Los excesos se pagan” Esto exactamente es lo que ha pasado en lugares como Europa. A todos nos gusta el lujo. De hecho, nunca se le cerrarán las puertas al servicio privado que se ofrece hoy en día. Los taxis, la vida de ocio y ostentosidad, es algo que siempre existirá. Aún así, esta nueva propuesta pone en ‘jaque’ a los pesos pesados del mercado automovilístico. Con la crisis, la gente ha empezado a ver que no es necesario mostrar una ostentación que no existe. El coche humilde y económico ofrece la posibilidad de vivir con lo necesario. Este cliente no se preocupa por la apariencia o la sofisticación. En ocasiones basta con lo básico, pero en otros momentos, conformarse con el producto básico es la única opción.

Compañías colaboradoras con el coche anticrisis

El  coche anticrisis empezó a contar con la colaboración de distintas marcas conocidas. Una conocida corporación en India, el grupo Tata desató la respuesta por este automóvil low cost con la versión europea de su modelo Nano. Además, Nissan también pasó a formar parte de esta solución de los mercados emergentes con sus distintos modelos: el Pixo y el Cube. El Renault Dacia también entró dentro de estos coches con las prestaciones necesarias para enfrentar el momento de crisis actual. Y así, progresivamente, los fabricantes se han ido adaptando a la demanda del mercado de hoy en día. El coche pequeño, que no por ello con un diseño menos cuidado, lleva años dando que hablar en lo que respecta a la necesidad del sector de la automoción.

¿Cómo es posible conseguir coches a un precio tan contenido? Se trata de automóviles diseñados en lugares donde la mano de obra es barata y que además están exentos de equipamiento que puede parecer innecesario, como por ejemplo las guanteras refrigeradas.

Desde Ralarsa queremos mostrarte las curiosidades y novedades del sector del automóvil. No dejes que la crisis te deje sin coche, ¡prueba con el coche anticrisis!


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en