Coche de gas.jpg

Los adeptos a los coches de gas natural continúan creciendo, es una tendencia que va en ascenso y con motivos de peso, puesto que los coches híbridos de gas natural y gasolina son una excelente opción de ahorro y además contaminan menos.

Desde Auto Cristal Ralarsa como siempre, te contamos las últimas novedades sobre los cambios en la industria automovilística que además de favorecer al ahorro de los propietarios, ayudan a cuidar nuestro medio ambiente.

 

Una alternativa viable

En España circulan actualmente un total de 6.000 coches de gas. Solo el pasado año 2016 crecieron un 133% el número de matriculaciones de estos vehículos que por el momento son comercializados únicamente como híbridos. Su precio por otro lado aumenta en relación al coche de gasolina entre unos 2.000 y 2.500 euros de diferencia, pero lo sitúa en el mismo margen de precio que los coches de diésel.  

Los conductores afirman que la conducción eficiente que ofrecen estos vehículos a gas natural es uno de los motivos principales por los cuales cada vez más personas deciden hacerse con un coche de gas, y es que la mayoría de los conductores afirma que poder ahorrar la mitad de lo que antes gastaba en un año de repostar solo gasolina.

Recorrer unos 100 kilómetros con gas natural cuesta 3,2 euros, su precio suele oscilar entre los 0,9 euros el kilo. En comparación con el diésel los 100 kilómetros cuestan unos 4,4 euros, es decir, un 20% más. En cuanto a la gasolina el aumento es mayor, unos 5,8 euros que suponen un 50% más que el coste del gas natural.

Además, para incentivar la compra de estos vehículos algunas ciudades ofrecen descuentos en el impuesto de circulación. Por ejemplo, en Madrid y Barcelona los conductores de coches de gas natural disfrutan de una rebaja del 50% en el coste del aparcamiento regulado, un 75% de descuento en el impuesto de circulación y descuentos en las autopistas de pago de Barcelona.

 

Ayudando al medio ambiente

Las emisiones de CO2 que son las principales causantes del efecto invernadero se reducen hasta un 30% con el uso del gas natural como combustible. En comparación con el diésel estas solo se reducen a un 15%, pero además también reduce en un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno NOx.

Es por esto que los vehículos híbridos de gas natural se les otorgan la etiqueta ECO de la DGT, lo que les permite seguir circulando por los centros urbanos cuando se activan las medidas de restricción para la circulación por contaminación.

Entrado en el apartado Carro Verde del blog de Auto Cristal Ralarsa, podrás encontrar más información sobre conducción eficiente para saber cómo poner tu granito de arena en el cuidado de nuestro medio ambiente.


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en