Embarazadas al volante.jpg

Conducir embarazada normalmente no presenta riesgos mayores, ni es un impedimento para conducir con absoluta normalidad, a menos que bajo estrictas medidas de precaución sea el propio médico de cabecera quien contraindique la conducción durante el embarazo.

Una mujer puede ir sola en el coche como conductora hasta los 6 meses de embarazo, esto como medida de precaución, ya que no existe ninguna norma que prohíba expresamente que una mujer embarazada pueda conducir hasta determinado punto de su embarazo.

Hoy en Auto Cristal Ralarsa os contamos todo lo que necesitáis saber para conducir o ir de pasajera en un vehículo de forma segura durante los meses de gestación.

Seguridad para embarazadas al volante

Los primeros tres meses y el periodo final del embarazo son las etapas de mayor riesgo durante todo el proceso de gestación. Durante los primeros tres meses es cuando hay peligro de desprendimiento de placenta, y al acercarse a la fecha de parto las probabilidades de que éste se desencadene 48 horas después de un accidente se multiplican por dos.

La regla universal para todas las embarazadas que conducen o que van como pasajeras en un vehículo es hacer uso obligatorio del cinturón de seguridad.

Existe la falsa creencia de que colocar la banda inferior del cinturón de seguridad por debajo del abdomen puede llegar a dañar al feto y es por esto que muchas mujeres lo usan de forma incorrecta.

La forma correcta de usar el cinturón de seguridad si estás embarazada

La banda inferior debe ir siempre por debajo del abdomen, de manera que quede correctamente ajustada a la parte ósea de las caderas pero sin apretar demasiado y evitando totalmente las holguras.

La banda diagonal debe ubicarse sobre el hombro de manera que no toque el cuello, esto para evitar las incómodas rozaduras, dentro del espacio que queda entre las mamas, no apoyándose sobre alguna de ellas y siempre rodeando el abdomen.

Recomendaciones adicionales

  • Hacer uso del cinturón de seguridad tanto si viaja en los asientos delanteros como los traseros.
  • Tomar en cuenta los posibles cambios en el organismo (mareos, náuseas, bajas de azúcar, jaquecas) que puedan afectar la capacidad de concentración para conducir.
  • Usar un cojín en la zona lumbar para evitar dolores y molestias.
  • Evitar conducir por zonas irregulares o demasiado desniveladas.
  • No viajar sola a partir de la semana 30 de gestación.
  • No desconectar el airbag del asiento delantero.
  • Regular el asiento delantero o del conductor a una distancia cómoda.

Desde Auto Cristal Ralarsa esperamos que esta información sea útil para reforzar la seguridad de todas las futuras mamás al volante. Cumpliendo estas simples recomendaciones protegéis vuestra vida y la de vuestro bebé, además como información adicional puedes visitar nuestro artículo sobre las mejores sillas infantiles según el último informe de la RACE.

 


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en