Ralarsa.jpg

Los adeptos a los coches híbridos o eléctricos siguen creciendo, es algo que se nota en el aumento de las ventas de este tipo de vehículos, pero incluso dentro de los propietarios de estos coches existe una pequeña división en cuanto a preferencias. Algunos se decantan por los coches híbridos, mientras que otros prefieren los coches eléctricos.

Hoy en el blog de Auto Cristal Ralarsa, te contamos los pros y los contras de cada uno, y quizá esta información te sirva para aclarar una que otra duda sobre el tema.

 

Coches híbridos

 

Ventajas

La primera ventaja claro, es la reducción de las emisiones contaminantes al medio ambiente. Al ser un coche de motor eléctrico combinado con un motor de combustible, las emisiones son más bajas, también el consumo y gasto de combustible en comparación con un vehículo de motor convencional.

Precisamente por ser un híbrido su rendimiento se mantiene igual al de los coches de combustible, algo que además irá mejorando según avancen las nuevas tecnologías.  Su motor es notablemente más pequeño ya que requiere menos cilindrada y es este otra gran ventaja, menor tamaño del motor significa un coche de peso más ligero.

Un dato curioso de estos coches es que cada vez que se utilizan los frenos la batería se recarga un poco, alargando su vida y evitando tener que cargarla periódicamente, esto se conoce como frenado regenerativo.

 

Desventajas

En cuanto a las desventajas de los coches híbridos, tenemos que mencionar la falta de potencia que estos tienen en las salidas, es decir, a la hora del arranque la plataforma de un híbrido es a menudo menor que la de un coche de combustible.

El manejo de estos coches también es algo más pobre, esto en parte se debe a que su centro de gravedad es muy alto, a pesar de que los fabricantes hacen su mayor esfuerzo por distribuir el peso correctamente, pero los híbridos suelen llevar su batería en la parte delantera, lo que distribuye el peso de distancia de las ruedas de tracción, generando un efecto negativo en su rendimiento.

Por supuesto, otro aspecto que se considera negativo es el alto precio de compra que tienen los coches híbridos, y a esto se le suma el alto coste de mantenimiento que también representan, ya que al ser un sistema de propulsión dual no todos los talleres mecánicos están capacitados para trabajar con ellos.

 

Coches eléctricos

 

Ventajas

Al igual que los coches híbridos, el mayor beneficio es el respeto al medio ambiente, pero en este caso es mayor porque no hay emisiones contaminantes al ser un vehículo que funciona con energía totalmente limpia. Además, no solo deja de contaminar con respecto a la quema de combustible sino que son vehículos poco ruidosos, lo que quiere decir que incluso evitan la molesta contaminación acústica.

En cuanto al motor, estos coches tiene un motor totalmente eléctrico los cuales son más compactos y fiables, puesto que apenas necesitan complementos para funcionar, una alternativa más económica y confiable para la vida útil del vehículo. En este mismo sentido, es importante recalcar que los coches eléctricos no necesitan de marchas, estos funcionan siempre con una marcha continua con una velocidad límite que varía según el modelo y fabricante.

Los coches eléctricos tienen una eficiencia del 90% en comparación con el 30% de eficiencia de los coches tradicionales, lo cual se traduce en un mejor consumo de la energía y mayor ahorro para el bolsillo de su propietario.

 

Desventajas

Lamentablemente, como todo, estos también tienen sus desventajas. Actualmente muchos vehículos eléctricos tienen poca autonomía, esto debido a que muchas de las baterías que se usan son más pequeñas y no pueden tener una gran carga de energía, solo guardan la suficiente para poder desplazar el vehículo durante unos 100-150 kilómetros, mientras que un coche a combustible puede durar mucho más.

Algo parecido sucede con su potencia, estos vehículos no pueden alcanzar una gran velocidad, algo molesto para muchos conductores, pero este es un bache para el cual muchos fabricantes han comenzado a buscar pronta solución.

Los pocos puntos de carga en la vía para los coches eléctricos son también una preocupación para muchos conductores, aunque poco a poco se puede ver la incorporación de estos puntos de carga en las gasolineras de autovías y autopistas.

En cuanto a precio de compra, fallos y repuestos, también pasa algo parecido a los coches híbridos. El precio inicial de compra es bastante más elevado que el de otros coches y para conseguir repuestos, por ejemplo una batería de sustitución, el precio sube notablemente sobre todo si se hace una comparativa de la vida útil de la batería que suele ser solo de unos 7 años.

Como veis, el decidirse por un tipo de coche u otro es cuestión de gustos y de la percepción de cada conductor, cada quien hará valoraciones diferentes de las ventajas para la usabilidad del coche y del ahorro para su bolsillo.


Desde Auto Cristal Ralarsa te invitamos a no dejar de visitar nuestro apartado Carro Verde, donde encontrarás más información similar a esta.


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en