Trucos para limpiar la luna.jpg

La suciedad en las lunas del coche es algo que muchas veces damos poca importancia, pero sin embargo  el exceso de suciedad puede ser perjudicial para el buen mantenimiento de las lunas o espejos retrovisores, ya que puede llegar a mancharlos de forma permanente. Desde Auto Cristal Ralarsa te contamos algunos trucos que te ayudaran a mantener las lunas de tu coche impecables.

El estado de las lunas

Primero es importante saber con qué tipo de suciedad vamos a tener que lidiar, si está muy adherida al cristal o si hay exceso de polvo, de esta forma podrás saber qué elementos te conviene utilizar y de qué forma será mejor emplearlos. Una vez tengas esto definido, podrás ponerte manos a la obra, pero recuerda que si utilizas productos de limpieza, siempre es mejor usar poca cantidad para no cometer el error de aplicar demasiado y luego tener que hacer doble limpieza para retirar el exceso de producto.

Utilizar bayetas específicas para limpiar cristales te será de gran ayuda, como por ejemplo las de microfibra que no dejan pelusas ni ningún otro rastro sobre el cristal cuando se le está aplicando el producto. También existen productos líquidos específicos para la limpieza de lunas, pero hay quienes prefieren optar por mezclas domésticas como por ejemplo: amoniaco con jabón quitagrasa o agua fría con vinagre.

Antes de aplicar el producto directamente asegúrate de retirar el exceso de polvo, arena o tierra que tenga por encima, ya que si aplicas el producto sin retirar estos excesos puede que el resultado sea caótico y te cueste muchísimo eliminar la suciedad mezclada con agua y producto.

Recomendaciones

Para un mejor resultado conviene dejar actuar el producto aplicado unos pocos minutos antes de enjuagar, así te aseguras más de que se disuelva la grasa o suciedad demasiado adherida a la superficie del cristal, aunque este paso dependerá de las instrucciones del fabricante. Antes de finalizar, recuerda enjuagar bien, retirando los restos del producto utilizado; si usaste la cantidad correcta este paso será muy rápido y sencillo.

Con una bayeta seca y limpia da los últimos toques puliendo el cristal, aunque si no dispones de una bayeta específica para secar y pulir, puedes utilizar papel de cocina o el favorito de muchos, el papel de periódico que aunque parezca mentira deja excelentes resultados. Para un mejor mantenimiento de tus cristales y espejos recuerda limpiarlos de forma periódica, y así evitarás que se acumule demasiado la grasa y exceso de suciedad; tampoco olvides limpiar los cristales desde el interior del coche.

Si buscas aprender más trucos útiles para mantener el buen estado de tu coche, visita nuestra publicación  “Como eliminar alquitrán, resina e insectos de la carrocería” en el blog de Auto Cristal Ralarsa.

 


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en