Túneles de lavado.jpg

A la mayoría nos gusta lavar el coche manualmente y tenerlo reluciente, pero ya sea por falta de tiempo o por su precio si se lo tenemos que encargar a un  tercero, en muchas ocasiones hacemos uso de los túneles de lavado para mantener el coche limpio, pero ¿Qué pasa si tenemos  un percance con el coche mientras está dentro del túnel de lavado? ¿A quién debemos reclamar en estos casos? Desde Auto Cristal Ralarsa queremos darte la información que necesitas para saber cómo reaccionar ante este tipo de situaciones.

A quién reclamar los daños de tu coche causados por un túnel de lavado

Lo primero que debes saber es que los usuarios están en la obligación de cumplir las normas de seguridad de los túneles de lavado que a su vez, dichas normas deben estar colocadas de forma visible para todos; y antes de entrar al túnel de lavado procurar recoger los retrovisores para que las cintas de los rodillos no les causen daños, evitar dejar que el coche entre con portaequipajes en el techo y que todas las ventanillas estén correctamente cerradas.

Pero a pesar de tomar todas las precauciones necesarias para tratar de evitar daños en la carrocería, a veces podemos tener la mala suerte de que aun así el coche sufra algún accidente, puede que pierda un retrovisor, que reciba un golpe fuerte por un fallo en los rodillos, un arañazo en la chapa por un cable enganchado en algún rodillo o incluso que se agriete alguno de los cristales, en cualquier caso es el propietario del túnel de lavado quien debe responder por los daños causados dentro del túnel de lavado.

Puede que antes de entrar en el túnel de lavado veas un cartel que diga que “el túnel de lavado no se hace responsables de los desperfectos que se puedan ocasionar” pero según el Artículo 147 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, “los propietarios de los túneles de lavado serán responsables de los daños y perjuicios causados a los consumidores y usuarios, salvo que prueben que han cumplido las exigencias y requisitos reglamentariamente establecidos y los demás cuidados y diligencias que exige la naturaleza del servicio”.

Así que lo recomendable es que si te encuentras en esta situación, notifiques inmediatamente al propietario del túnel de lavado de lo ocurrido y a tu compañía de seguros para que realicen una reclamación amistosa, cabe mencionar que no todas las pólizas ofrecen esta cobertura, y si no lograras un acuerdo amistoso entonces deberías interponer una demanda judicial contra el dueño del túnel.

Ya en 2011 una gasolinera propietaria de un túnel de lavado fue condenada a pagar 715 euros por daños causados a un coche mientras estaba dentro de uno de sus túneles de lavado, por lo tanto, no dudes en reclamar tus derechos como consumidor.

Recuerda que si sufres algún percance en la luna de tu coche en Auto Cristal Ralarsa cuentas con nuestro servicio de reparación de parabrisas y  cambio de lunas de la mano de profesionales que se encargarán de dejar tu coche como nuevo.

 


Buscar

Suscribirse a Newsletter

Archivo

Facebook

Twitter

Síguenos en