Información

Volver

Detectores, avisadores e inhibidores de radar: ¿son legales?

26 enero 2022

En el año 2020 se pusieron alrededor de 3.800.000 multas en España, de las cuales dos tercios de ellas fueron por motivos de velocidad. Y es que aunque en las carreteras controladas por la Dirección General de Tráfico existen más de 750 dispositivos fijos y 545 dispositivos móviles, los radares son uno de los elementos más temidos por gran parte de los conductores.

Por eso, desde Ralarsa, taller de cristales para automóviles, intentamos disipar las dudas sobre los radares, explicando a los automovilistas las diferencias entre un detector, un avisador y un inhibidor de radar. Recuerda que entre nuestros servicios podrás encontrar la sustitución de parabrisas, la reparación de lunas a domicilio y el de lunas tintadas homologadas. ¡Visita Ralarsa y apuesta por un cuidado excelente de tu coche!

Detector de radar

Tal y como su propio nombre indica, se trata de dispositivos que detectan la presencia de radares en una distancia que depende de las prestaciones del mismo detector. Estos aparatos están diseñados para identificar la presencia de radares que utiliza la DGT, rastreando el espectro electromagnético que se utiliza para ello. Están colocados dentro del vehículo y pueden ser portátiles o bien estar escondidos. La señal de alerta es un indicador acústico cuando el radar está cerca. 

Los detectores de radar quedan prohibidos por la Dirección General de Tráfico, por lo que si se identifica un coche con este dispositivo, el conductor del automóvil se sancionará con una multa económica de 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir. También se castiga el hecho de llevar un detector aunque este esté apagado. 

Inhibidor de radar

Además de detectar la presencia de un radar a X kilómetros de distancia, un inhibidor puede alterar el funcionamiento del dispositivo, emitiendo una frecuencia que impide que el radar cumpla con su función durante unos segundos. Por esta misma razón los inhibidores de radares son elementos mucho más perseguidos. 

Si un agente encuentra un inhibidor de radar dentro de un coche, el conductor será automáticamente castigado con una multa económica de hasta 6.000 euros y la pérdida de seis puntos del carné. Del mismo modo, cualquier taller de cristales para automóviles que instale este tipo de aparatos pueden enfrentarse a una multa que puede llegar a los 30.000 euros.

Avisador de radar

En este caso, su uso sí que está permitido para los conductores. Se trata de dispositivos que avisan de la ubicación precisa de cada radar, ya sean radares fijos o radares móviles. En el caso de los segundos, se emplea la localización aproximada. 

Los avisadores de radares son completamente legales por el mero hecho de que tienen como premisa la base de datos de la Dirección General de Tráfico. Pueden ser aplicaciones instaladas en el móvil como los navegadores, que avisen al conductor de la cercanía de un radar así como del límite que no debe sobrepasar. Aunque no hay que subestimar a los radares, pues en ocasiones se colocan estratégicamente radares de cascada para detectar aquellos vehículos que frenan y aceleran para pasar el medidor de velocidad. De hecho, la DGT contará con 26 radares de este tipo en 2022, 10 de ellos serán fijos y los otros 16 de tramo.

Lunas tintadas homologadas en Ralarsa

Como taller de cristales para automóviles, visitando nuestra página web podrás encontrar varios servicios para que tu coche esté en perfecto estado siempre y alargar su vida útil. Por ejemplo la sustitución de parabrisas en caso de luna rota, o la reparación de lunas a domicilio si es imposible el desplazamiento hasta uno de los centros Ralarsa, repartidos por todo el territorio. 

Si deseas conocer más datos curiosos como este, visita nuestro blog y aprende más sobre el mundo de la conducción adecuada, o pide cita en tu taller de cristales para automóviles Ralarsa más cercano para someter a tu vehículo a servicios de óptima calidad como lunas tintadas homologadas, sustitución de parabrisas o reparación de lunas a domicilio. ¡Te esperamos en Ralarsa!

Volver