Curiosidades

Volver

Conoce la diferencia entre cristal laminado y cristal templado

4 septiembre 2021

En el mercado existen distintos tipos de cristales o vidrios, y cada uno de ellos tiene unas propiedades específicas para poder atender a todas las necesidades actuales. Pero, en el mundo del motor, las lunas para coches se pueden dividir en dos grandes grupos: los cristales laminados y los cristales templados. 

En Ralarsa, como taller de cristales para automóviles, te explicamos en este artículo las diferencias entre los dos y cuáles son sus ventajas más destacables. Recuerda que en nuestros espacios habilitados podrás cambiar el cristal del coche de forma rápida y segura, siendo una de las redes de talleres líderes en territorio nacional. ¡Contacta con Ralarsa y no esperes más para reparar cristal dañado!

¿Qué es un cristal templado?

Un cristal templado es un tipo de vidrio que, después de haber sido manufacturado y procesado, pasa por el horno para templarlo más o menos, siempre dependiendo de la necesidad a cubrir. Para lograr que este cristal sea de calidad debe someterse a varias fases, tanto de calentamiento como de enfriamiento. Así, al final del proceso, se logrará un cristal alrededor de 10 veces más duro, fuerte y resistente que al inicio. 

Además de utilizarlo en las lunas para coches, este tipo de cristal podrás verlo en otros ámbitos que no sean el del automóvil y que tienes más cerca de lo que crees, como el protector de la pantalla de tu teléfono móvil, escaparates e incluso mamparas de ducha, entre otros.

¿Y un cristal laminado?

Como su propio nombre indica, el cristal laminado es el resultado de la unión de varias hojas simples con otras láminas interpuestas y se fabrican en PVB (butiral de polivinilo). Se trata de un material muy resistente y por ello es un elemento incondicional dentro de la industria automovilística. De hecho, es el vidrio más utilizado de lunas para coches hoy en día. 

Además, la facilidad para reparar cristal laminado en caso de necesidad hace que gane todavía más puntos. Sin embargo, es increíblemente resistente frente a posibles golpes de objetos del exterior. Esto no significa que no pueda suceder, pero en el caso de que ocurriese, no se rompería en mil pedazos, sino que quedaría en una grieta cuarteada. Así, el gran beneficio es su alto nivel de seguridad.

Los cristales laminados también ofrecen otras ventajas, como su aguante frente a la radiación ultravioleta (rayos UV). Esto beneficia tanto al vehículo como a los pasajeros que viajan en él, gracias a la mejor climatización del automóvil. Asimismo, también resulta ser aislante acústico.

Entonces… ¿Qué tipo de cristal son los laterales de un coche?

En ocasiones, sí que se nos pueden romper los cristales del coche en muchos pedazos, normalmente se trata de las ventanillas laterales, y hay que cambiar o sustituir el cristal del coche. Pues bien, se trata puramente de motivos de seguridad, y es que, en caso de producirse un accidente, resultaría mucho más sencillo romperlo y rescatar a alguien de dentro del vehículo. Así pues, todos los cristales laterales e incluso algunas lunas para coche traseras, están hechas a partir de vidrios templados.

Ralarsa, tu taller de cristales para automóviles

Si te encuentras en una situación de rotura de luna y necesitas reparar el cristal o sustituirlo, no dudes en acudir a tu taller Ralarsa más cercano. En nuestra red de más de 240 centros de reparación podrás contar con el asesoramiento del equipo más profesional del sector, con más de 40 años liderando la reparación y sustitución de lunas de coche.

¡Visita nuestra página web y descubre mucho más en el blog de Ralarsa!

Volver